Cómo sustituir lo negativo por lo positivo

Este artículo te mostrará cómo detectar las influencias negativas en tu vida y reemplazarlas por las positivas, así incrementarás la autoestima y la productividad. Concéntrate en lo positivo para el éxito y el máximo rendimiento.

La mayoría de nosotros no somos conscientes de la cantidad de influencias negativas que cada día recibimos en nuestras vidas. Nos bombardean con mensajes negativos a través de los medios de comunicación, la gente que nos rodea, y más perjudicial aún, nosotros mismos.

El primer paso del proceso de sustitución de lo negativo por lo positivo en tu vida, es tomar la decisión de empezar a buscar los mensajes negativos y las maneras de reemplazarlos por los positivos. Decide que a partir de ahora te centrarás en los aspectos positivos en este mundo. ¿Has decidido alguna vez que dejarías de fumar y lo lograste?, pues esto es funciona de la misma manera.

Comienza a reducir drásticamente la cantidad de noticias que absorbes. La mayoría de las personas comienzan su día con las noticias. Y, por supuesto, la mayoría de las noticias son malas, incendios, inundaciones, muertes, etc. Por lo tanto, en el momento que terminas de desayunar, ya has recibido bastantes malas noticias como para una semana, ¿todas estas noticias hacen que quieras abrir la puerta y saludar al nuevo día?, no, todo lo contrario. ¿Y qué me dices de la forma de terminar el día?, recibimos una nueva dosis de información negativa y nos vamos a dormir, ¿te extrañas de que haya tanta gente con problemas para conciliar el sueño?

El estado de ánimo que tenemos antes de ir a dormir lo arrastramos a la mañana siguiente, así lo estás llevando para comenzar el nuevo día de mal humor. Lo más sorprendente de todo es que no necesitas esa información que te ofrecen las noticias para continuar con tu vida, funcionaría muy bien sin ella.

Sustituye las noticias que estabas recibiendo en esos momentos con otro tipo de información o actividades tales como música, lecturas que te levanten el ánimo o te empoderen, conversaciones con tu familia o web de buenas noticias como happynews.com. Los libros pueden ser una fantástica manera de recargar tu vida, puedes buscar historias de logros, biografías de personas exitosas, etc y ver lo que más funciona para ti. Comenzarás a sentirse mejor de inmediato.

El próximo paso consiste en limitar la cantidad de TV que ves. Un estudio reciente mostró que el 78% de la gente que está viendo la televisión, no están interesados en el programa que está viendo durante la mayoría del tiempo que lo ven. La televisión está, probablemente, haciendo que te aburras en el mejor de los casos y alejándote de actividades que podrían ser más divertidas. Tú puedes hacer tu propio horario prime time, apagando el televisor y utilizando ese tiempo para avanzar y mejorar tu vida.

A continuación, tienes que limitar tu exposición a las personas negativas. Las personas negativas te bajan el ánimo y la energía, de modo que trabaja para alejarlas de tu vida, en la medida en que puedas. Nunca te involucres en la oficina con personas autocompasivas o en conversaciones para críticas o quejas. Busca personas que te apoyen y que te hagan sentir bien y sustitúyelas por las personas negativas en tu vida.

La más dañina fuente de negatividad somos nosotros mismos. La mayoría de nosotros generamos gran cantidad de negatividad al hablar lo que nuestras mentes aceptan como la verdad y que resulta siendo retenido de muchas maneras. Nos concentramos en nuestras carencias, en nuestros problemas, y gastamos el tiempo prediciendo las más malas noticias para nosotros mismos, generando gran cantidad de temor y preocupación, mientras que menospreciamos nuestra capacidad de probar cosas nuevas. ¡Comienza a centrarte en tus aspectos positivos!

¿Cuáles son tus fortalezas?, ¿qué has conseguido?, ¿de qué manera eres diferente y mejor que otras personas?

Utiliza la visualización y las afirmaciones para crear imágenes de ti mismo con el fin de cumplir las cosas que deseas y utiliza éstos para sustituir las imágenes negativas. Date mucho valor por todo lo que haces bien, de forma que cada vez tengas más pensamientos positivos sobre ti.

Así mismo, dedica tres minutos cada día para reflexionar sobre todas las cosas buenas que tienes en tu vida en estos momentos. Este proceso de pensar sobre las cosas buenas de tu vida, va a generar emociones positivas que te llenarán de fuerza interior como para todo el día, por eso es importante repetir el ejercicio cada día.
No te olvides de cuidar de tu cuerpo. Comer sano, eliminar algunas malas costumbres y hacer ejercicio con regularidad, a fin de estimular tu salud y tu autoestima.
Ayudar a los demás también te ayudará a sentirte mejor contigo mismo. Tómate el tiempo para involucrarte en una ONG, proyecto social, refugio para animales o en cualquier otra actividad en la que ayudan a los demás. Obtendrás buenos comentarios de los demás y desarrollarás un auténtico sentido de que eres una buena persona.

Sustituyendo los aspectos negativos por los positivos, harás de ti y probablemente del mundo, un lugar mejor. Te sentirás mejor mental y físicamente, además de realizar muchas de las cosas que querías. Nada se lleva nunca a cabo sin la acción, así que empieza ahora mismo a mejorar tu vida.


¿Te gustó el artículo? Compártelo!

Otros artículos

¿Tienes alguna pregunta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *